Tuesday, 30 July 2013

SWIMMING WITH THE PRINCE


Ten years ago I heard for the first time Davidelfín. The interest in such firm not only led me to discover a new way to escape aesthetic level, but also social and cultural. Shortly after my ears the blog name came from a guy, katelovesme, which began to emerge as a new icon in the fashion world. London resounded with audacity and freshness, and its echo crushed the eardrums of those who kept watch from here. Today we want to dedicate this post to these two figures, they do not just fashion, but also of life a better place.


Hace diez años oí hablar por primera vez de Davidelfín. El interés por dicha firma me llevó no sólo a descubrir una nueva vía de escape a nivel estético, sino también social y cultural. Poco después a mis oídos llegó el nombre del blog de un chico, katelovesme, que empezaba a destacar como un nuevo icono en el mundo de la moda. Londres resonaba con descaro y frescura, y su eco aplastaba los tímpanos de los que le vigilábamos desde aquí. Hoy queremos dedicar este post a estas dos figuras, que hacen no sólo de la moda, sino también de la vida un lugar mejor.
















                                                                  Instagram